Balance ambiental 2019: Hechos en pesca y conservación marina

Al cierre de este año, Oceana Perú hace un repaso de los sucesos, aciertos y pendientes que nos deja este 2019.

Si bien en este año ha presentado ciertos avances en la agenda ambiental como la protección de especies amenazadas, regulaciones para combatir la contaminación marina, así como eventos regionales e internacionales, también ha mantenido las mismas deudas. Al cierre del 2019, revisamos algunos de los hechos más resaltantes en pesca y conservación marina.

La ley de plásticos ya es una realidad

Este año se implementó la ley de plásticos en el Perú aprobada a fines del 2018 y también se publicó su reglamento. Esta regulación establece prohibiciones progresivas para la fabricación, importación, distribución y consumo de los plásticos de un solo uso como bolsas, sorbetes, envases de tecnopor, botellas de plástico PET, así como su reemplazo por alternativas reutilizables.

A la fecha se encuentra prohibido el uso de estos objetos en lugares vulnerables como las playas del litoral y Áreas Naturales Protegidas (ANP), también se empezó a cobrar el impuesto por bolsas plásticas y a partir de este diciembre está prohibida la fabricación y comercialización de sorbetes y varios tipos de bolsas.

Aún están pendientes algunos reglamentos técnicos para que todas las obligaciones establecidas en la ley tengan efecto. Sin ello, no se podrá definir cuando un bien se considera o no biodegradable. Esto es necesario, por ejemplo, para saber si se debe aplicar o no el impuesto a una bolsa.

Nace la propuesta de reserva nacional Dorsal de Nasca

Perú quiere saldar su deuda con el mar. Este año, el presidente Martin Vizcarra se comprometió a incrementar la protección del mar peruano en la inauguración del Congreso Latinoamericano de Áreas Naturales Protegidas (CAPLAC) celebrado en Lima el último octubre. En esa línea, la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, anunció una nueva propuesta de reserva marina que protegerá la Dorsal de Nasca, una cadena de montes submarinos ubicada en el mar peruano, a más de 140 km de la costa de Ica.

La creación de esta reserva sería un gran progreso para la conservación del mar peruano, ya que se pasaría del 0.5 % actual a un 6.5 % de protección, con lo que Perú estaría muy cerca de la meta del 10 % a la cual se ha comprometido en acuerdos internacionales y en el Plan Bicentenario.

El necesario ajuste a los derechos de pesca

Este año, después de más de una década, se actualizaron los derechos de pesca de anchoveta en el país, un ajuste necesario para solventar la investigación y fiscalización del sector.

La tasa por derechos de pesca pasó de 0.25% a 0.43% del valor FOB de la harina de pescado por tonelada métrica de anchoveta. El Ministerio de la Producción (PRODUCE) proyectó que la recaudación por derechos de pesca alcanzará los 89.4 millones de soles este año.

El fin de las cuotas judiciales

En el 2019, el Tribunal Constitucional emitió una sentencia de suma importancia para la gestión de la pesca en el país. El ente falló a favor del Ministerio de la Producción en 18 casos en los que el Poder Judicial había obligado al sector a incrementar la flota y permisos de pesca sin revisar si cumplían o no con los requisitos establecidos en la legislación pesquera.

“Esta decisión deja en claro que PRODUCE es el encargado de la regulación en la actividad pesquera, algo que resulta obvio, pero que fue transgredido debido al gran interés de ingresar a un negocio muy rentable”, indica Juan Carlos Sueiro, director de Pesquerías de Oceana Perú.

Fauna marina incluida en CITES

El tiburón mako de aleta corta (Isurus oxyrinchus) conocido como tiburón diamante en el Perú, el marrajo de aleta larga (Isurus paucus), los peces guitarras, el tiburón raya y algunas especies de pepinos de mar, fueron incluídos este año en el listado de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) durante su 18ª cumbre celebrada en Ginebra en agosto pasado.

Estas especies fueron incluidas en el Apéndice II de este organismo, lo que significa que habrá restricciones a su comercialización a nivel mundial. Sin embargo, la medida no afectará la pesca artesanal de tiburones en el Perú para consumo local.

Toda importación, exportación, reexportación o introducción procedente del mar de estas especies debe autorizarse mediante un sistema de concesión de permisos y certificados otorgados por PRODUCE, destacó el equipo de Oceana Perú que asistió a esta cumbre.

Acuerdo de Escazú

El 2018, Perú firmó el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, conocido como Acuerdo de Escazú.

El tratado vinculante busca implementar de manera efectiva y plena los derechos de acceso a la información, a la participación pública y acceso a la justicia en asuntos ambientales. Pero, el acuerdo aún no entra en vigor, ya que aún debe ser ratificado por al menos 11 de los 22 estados firmantes, actualmente solo 5 lo han hecho.

Perú podría ser el próximo siempre y cuando el siguiente Congreso lo priorice en su agenda y lo apruebe, tras lo cual el Ejecutivo lo debería ratificar. “La ratificación del Acuerdo de Escazú es trascendental para Perú, ya que aún existen desafíos para la implementación de los derechos de acceso en materia ambiental, a pesar de contar con disposiciones que regulan la transparencia y los derechos de acceso en general”, señala Selene Benavente, abogada de la Dirección de Políticas de Oceana Perú.

La decepcionante “COP azul”

Cerrando el año se ha celebrado la 25.ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) en Madrid, España. La llamada COP azul por su especial enfoque en los océanos, ha logrado pocos acuerdos para enfrentar la emergencia climática y evitar que la temperatura de la tierra supere los 1,5 grados este siglo.

"Esta ha sido una más de tantas COP en las que se celebra la disposición a sentarse a conversar del problema en una próxima reunión, antes que discutir propuestas claras y decisivas como los compromisos de reducción de emisiones, el mercado global de carbono y el mecanismo de pérdidas y daños", reseña Juan Carlos Riveros, Director Científico de Oceana Perú.

Como hemos revisado, existen muchos pendientes en la pesca y conservación marina en nuestro país y en general en la lucha contra el cambio climático en el mundo. A puertas del bicentenario nacional, cabe preguntarnos por la agenda ambiental al 2021 y las deudas que aún tenemos con nuestro patrimonio natural.