Incautan más de 11 toneladas de especies de tiburones protegidas

Incautan más de 11 toneladas de especies de tiburones protegidas



Press Release Date

Viernes, Septiembre 25, 2020
Ubicación: Peru
Contacto: Sandra Otoya: sotoya@oceana.org

  • El cargamento fue intervenido por SUNAT en Tumbes procedente de Ecuador.
  • Especies amenazadas y protegidas a nivel global iban a ser introducidas al país de forma ilegal.

Lima, 24 de setiembre de 2020. Más de 11 toneladas de troncos de especies de tiburones protegidas fueron incautadas en Tumbes, cuando se pretendía ingresarlas de forma ilegal desde Ecuador como parte de un cargamento en el que fueron declaradas como 6000 kg de tollo. El cargamento ilegal ingresó al país por tierra en varias cámaras frigoríficas.

En la intervención conjunta de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT), la Fiscalía Especializada en Material Ambiental (FEMA) y el Ministerio de la Producción (PRODUCE) se identificó troncos de especies amenazadas como el tiburón martillo, el tiburón zorro pelágico, el tiburón zorro ojón y el tiburón diamante.

Estas son solo algunas de las llamadas “especies CITES”, animales cuya comercialización tiene restricciones establecidas mediante la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la cual rige en más de 180 países, incluido el Perú.

Estas especies marinas iban a ser ingresadas al Perú de forma ilegal como parte del contenido de cámaras isotérmicas que provenía de Ecuador, país donde la pesca dirigida de tiburones está prohibida.

La Fiscalía ya inició las investigaciones para identificar y sancionar a los responsables, mientras que el cargamento ha sido puesto a disposición de PRODUCE.

El tráfico ilegal de vida silvestre es crimen organizado

En los últimos tres años, gracias al mayor control por parte de SUNAT, las autoridades peruanas han realizado numerosas incautaciones de troncos y aletas de tiburón de especies que se encuentran protegidas, lo que además de ser un crimen ambiental, es una competencia desleal para los pescadores y comercializadores locales. Desde el 2018, SUNAT viene realizando un trabajo excepcional contra el tráfico de aletas de tiburón de especies protegidas por la CITES, llevando a que el Perú sea reconocido por la CITES como líder mundial en combatir este tráfico. Ahora, en el 2020, se evidencia también el tráfico de carne de especies protegidas de tiburones y, pese a la pandemia por el coronavirus COVID-19, ya se ha incautado al menos 15 toneladas de tiburones cuyo origen se presume ilegal.

Si bien los controles llevados a cabo por SUNAT, la FEMA, la Policía Nacional y PRODUCE se han intensificado y fortalecido con la mejora en las capacidades de identificación de especies y de la aplicación de la normativa de CITES, aún existen desafíos para la investigación y sanción del tráfico ilegal de vida silvestre. Este delito ambiental opera a gran escala a nivel global y tiene las características de crimen organizado, además de estar relacionado a otros crímenes como el lavado de activos. Sin embargo, esto no es recogido por la legislación peruana, a pesar de que organizaciones intergubernamentales y las Naciones Unidas reconocen la conexión entre crimen organizado y el sector pesquero.

Por ello, actualmente se viene impulsando un proyecto de ley para incluir al tráfico de vida silvestre, que además de flora y fauna, incluye la extracción y procesamiento de especies acuáticas dentro de los alcances de la ley contra el crimen organizado (Ley 30077), ya que esto permitirá contar con las herramientas adecuadas para investigar las redes criminales dedicadas a esta actividad, asociada a otros delitos como el lavado de activos y corrupción.