A fines de abril empezó la primera temporada de pesca de anchoveta en la zona norte-centro del litoral, con una cuota de 2.8 millones de toneladas métricas. Una cantidad precautoria y necesaria tras una serie de eventos climáticos como El Niño Costero. Su definición se basa en el crucero de evaluación de IMARPE, cuyos resultados son presentados en el reporte 1703 -04

La biomasa de anchoveta fue evaluada entre Tacna y Piura, y abarcó desde el litoral hasta las 50 millas náuticas de distancia a la costa. Participaron embarcaciones industriales para mejorar el muestreo, pero todo el análisis estuvo a cargo del equipo de IMARPE

En Oceana hemos resumido los principales hallazgos del ente científico, los cuales fueron presentados públicamente y han sido publicados en línea, tal como se recomendó antes del inicio de la temporada.  

- La biomasa estimada fue de 8.94 millones de toneladas en toda la costa, con un error estimado de 9,9%.  Para la zona norte-centro se estimaron 7.78 millones de toneladas

- La anchoveta está concentrada en las primeras 20 millas de la costa, sobretodo en la franja comprendida entre Chimbote y Barranca. En general está concentrada en un área mucho menor a la usual en grupos muy densos.

- El 72% de ejemplares son juveniles (7 de cada 10), que en peso representan el 43%. La mayor parte de los juveniles se concentró en las primeras 10 millas.

- La mayor frecuencia de individuos correspondió a las tallas de 9, 12,5 y 13,5 cm.

- La mayor parte del stock se encuentra en etapa de baja actividad reproductiva. Excepto los adultos mayores de 14.5 cm en la franja entre Callao y Cañete, y en el sur frente a Puerto Inca y Camaná.

- IMARPE recomendó una tasa de pesca equivalente al 35% de la biomasa estimada.

La cuota actual permitiría que al inicio de la próxima temporada reproductiva se cuente con un stock de seis millones de individuos desovantes. Se cumpliríaentonces con  el  punto de referencia biológico de  5 millones de toneladas, esto asegurará la reproducción del stock y la pesca en el futuro.

Además, la actividad reproductiva de la anchoveta es aún baja lo que permite un inicio seguro de la temporada. Por esa razón, es importante que el Ministerio de la Producción establezca el volumen máximo de juveniles que se pueden extraer en toda la temporada, tanto en porcentaje como en número.  En la misma línea, los reportes oficiales deben considerar los enmallamientos (peces tan pequeños que quedan sujetos en las mallas de las redes de pesca) para un cálculo más realista que lleve a tomar las medidas necesarias.  Se deben publicar los reportes diarios de desembarque en los diversos puertos del país.

Finalmente, es primordial reforzar el control y fiscalización de los desembarques, en lo cual la flota industrial cumple un rol crucial con los reportes oportunos de captura de juveniles que lleven a cierres preventivos.