La segunda temporada de pesca de anchoveta ya alcanzó en promedio del 48.28% de la cuota de dos millonadas de toneladas métricas, según cifras actualizadas al 18 de diciembre. Sin embargo, las faenas de pesca han estado marcadas por una alta incidencia de juveniles, situación previsible en las estimaciones del Instituto del Mar del Perú (IMARPE) que reportó un 86% de individuos juveniles para el stock centro-norte.  Sin duda una señal positiva porque avizora un buen volumen de ejemplares adultos para el próximo año, pero que ha demandado mayor cautela, lo que ha llevado al cierre de 54 zonas de pesca hasta el 20 de diciembre.

El 13 de diciembre PRODUCE informó que el Instituto del Mar del Perú (IMARPE) estableció que el 31% de los juveniles podía ser pescado sin perjudicar la sostenibilidad del recurso. De otro lado, reportó que hasta ese momento solo se había capturado el 14.8% de pesca juvenil.

Sin embargo, las cifras de pesca de juveniles no consideran los posibles descartes y, sobretodo, la captura de ejemplares de menor tamaño que no son considerados en la estadísticas oficiales como los que quedan sujetos en las mallas de las redes o enmallamiento.

Oceana ha desarrollado una aproximación del volumen de esta pesca no reportada desde el inicio de la pesca exploratoria hasta el 18 de diciembre, contemplando dos escenarios: uno bastante conservador que contempla un 5% de enmallamiento y otro intermedio con una tasa de 20% de enmallamiento. A la par, se establecieron estándares para el tamaño de las redes de las flotas de acero y metal, así como un promedio de la cantidad de lances de pesca por embarcación. Las tallas de los peces enmallados se distribuyeron proporcionalmente a su composición en el stock original, aunque es posible suponer que los de mayor tamaño tengan más probabilidad de captura, se prefirió mantener un enfoque precautorio en el cálculo.  

Los estimados conservadores de la captura de juveniles por enmallamiento indican que las cifras oficiales no reflejan la real magnitud del impacto de la pesca, y debido  al elevado porcentaje de juveniles, se pierde gran cantidad de biomasa no reportada. La captura de juveniles es prácticamente inevitable, por lo tanto, hay que evaluar los costos y beneficios de mantener la presión de pesca bajo el riesgo de afectar el reclutamiento del stock. 

Descargar el informe