reglamentos-ordenamiento-pesquero-oceana

Dentro de las medidas priorizadas por el gobierno liderado por  Pedro Pablo Kuczynski para los 100 primeros días de gestión del Ministerio de la Producción (PRODUCE), se ha incluido la actualización de los Reglamentos de Ordenamiento Pesquero (ROP), así como la elaboración de nuevos ROP para aquellas pesquerías que aún no están reglamentadas.

El primer Grupo de Trabajo Sectorial creado por PRODUCE en este contexto ha sido el del calamar gigante o pota. Este grupo de trabajo tiene el objetivo de formular y proponer medidas para la formalización y ordenamiento de la pesquería artesanal de este recurso, lo cual previsiblemente llevará a la modificación del actual ROP.

También se ha creado un Grupo de Trabajo Sectorial para atender la problemática de la merluza, recurso que a pesar de haber sido declarado en recuperación y contar con un ROP desde el 2003 no muestra señales de mejora en la situación del stock.

En el Perú, únicamente 8 especies comerciales cuentan con Reglamentos de Ordenamiento Pesquero (ROP). El resto de especies se rigen por lo dispuesto en las normas de alcance general que aplican a todos los recursos, y algunas medidas de manejo aisladas como tallas mínimas, cierres temporales y restricciones de artes de pesca.

La actual iniciativa de actualización de los ROPs existentes ofrece la oportunidad para que estos se adapten a los estándares internacionales, así permiten asegurar un manejo pesquero sostenible. Perú aún presenta vacíos legales en las herramientas de gestión si lo comparamos con países como México y Chile han estipulado los requisitos mínimos que deben cumplir los planes de manejo.

El actual Reglamento de la Ley General de Pesca no establece el contenido mínimo que deben tener los  Reglamento de Ordenamiento Pesquero, resultando en reglamentos heterogéneos y deficientes que no recogen los requisitos mínimos para asegurar el buen manejo pesquero.

Recomendaciones para la actualización de los ROP peruanos

En el contexto del anuncio de la actualización de los ROP, Oceana recomienda que contengan, como mínimo los siguientes aspectos:  

  • Descripción de las características biológicas y estado  de las especies que serán explotadas.

Los actuales  ROP no contemplan estudios sobre el estado biológico de la mayoría de las especies que pescamos. En consecuencia, no tenemos conocimiento del estado de la mayoría de los stocks de peces.

  • Objetivos estratégicos, metas e indicadores medibles y verificables

Una de las principales falencias de los ROP actuales es la falta de metas específicas del manejo de las pesquerías que regulan. Así mismo se requiere establecer indicadores que permitan medir los resultados de las medidas de manejo recogidas en los ROP.

  • Indicadores sociales y económicos de la pesquería

La gestión pesquera contempla un importante componente científico pero la toma de decisiones pública incluye también consideraciones sociales y económicas. Es esencial tener indicadores que muestren el impacto social y económico de las decisiones de manejo

  • Protocolos y criterios para el cálculo de la cuota de la pesquería

En la actualidad no se cuenta con un procedimiento que transparente el proceso de toma de decisiones y los criterios utilizados en el mismo para definir las cuotas de las pesquerías. Es necesario que este proceso sea claro y explícito y pueda ser evaluado por todos los actores.

  • Mecanismos de participación

La transparencia y la participación de los diferentes actores en el proceso de toma de decisiones promueve políticas pesqueras con un mayor índice de adaptación a las realidades y un mayor cumplimiento.

  • Revisión periódica

Adicionalmente, los ROP deben incluir los mecanismos para ser revisados periódicamente para ajustar sus especificaciones a los cambios y necesidades existentes facilitando un manejo pesquero adaptativo, participativo y transparente.

A continuación:

Cómo evolucionó el abastecimiento del bonito en las últimas décadas

Leer el artículo siguiente