Actualmente, el sector pesca y acuicultura no cuenta con una política definida. Así lo ha identificado la Evaluación de Desempeño Ambiental (EDA) de Perú, la cual señala que hace falta una política nacional de pesca y acuicultura basada en un enfoque ecosistémico (CEPAL/Naciones Unidas 2016). En ese sentido, el Estado se ha propuesto contar con una política aprobada para el bicentenario.

¿Por qué es importante contar con una política pesquera?

Es importante y necesario contar con una política pesquera, porque, en primer lugar, en ella se definen los beneficios que busca el país con el desarrollo de la actividad pesquera. La Ley General de Pesca señala a grandes rasgos lo que busca del desarrollo sostenido de esta actividad: alimentación, empleo e ingresos, pero es necesario establecer objetivos generales y líneas estratégicas para conseguirlos. Asimismo, una política pesquera también establecería las prioridades del sector para abordar los problemas que enfrenta.

Contar con una política del sector es el primer paso para el ordenamiento pesquero, cuyo principal objetivo es el uso sostenible de los recursos pesqueros en el largo plazo mediante la optimización de los beneficios derivados de los recursos pesqueros disponibles. Para optimizar los beneficios que brinda cada pesquería, tanto los actores públicos como los actores privados deben participar en el establecimiento de objetivos y estrategias específicas teniendo en consideración los aspectos biológicos, ecológicos, ambientales, sociales, culturales y económicos de cada pesquería (AIDA 2016).

Descargar el informe