Pronunciamiento de la Sociedad Civil ante intento de frenar una verdadera lucha contra la pandemia y la contaminación plástica por parte de la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República

Pronunciamiento de la Sociedad Civil ante intento de frenar una verdadera lucha contra la pandemia y la contaminación plástica por parte de la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República



Press Release Date

Martes, Mayo 18, 2021

DESCARGAR EL DOCUMENTO EN FORMATO PDF

 

Los abajo firmantes solicitamos al Congreso de la República que NO apruebe el Proyecto de Ley 6101/2020-CR, que pretende retroceder en la regulación del plástico de un solo uso, proponiendo acciones totalmente contrarias a lo que dice buscar.

El proyecto de ley dice tener como objeto establecer “medidas sanitarias adecuadas para proteger al consumidor y garantizar la vida y la salud de las personas frente al contagio de la COVID-19”; sin embargo, del texto sustitutorio aprobado, queda claro que solo apunta a suspender la implementación de la Ley 30884, Ley que regula los plásticos de un solo uso y recipientes o envases descartables, aprobada en 2018.

De aprobarse, esta iniciativa de la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República:

  • Se vulnera el principio de no regresión en materia ambiental.
  • Se retrocede en la transición del país hacia una economía circular. 
  • Se retrocede en el proceso de ordenamiento y formalización del reciclaje.
  • Se retrocede la lucha contra la contaminación por materiales no reciclables en el país. 
  • Se retrocede en el proceso de cambio de cultura sobre la gestión de los residuos.
  • Se afectarían a cientos de emprendedores de productos alternativos al plástico de un solo uso.

 

La justificación que se da es que el uso de bolsas plásticas es la mejor opción para prevenir el contagio por COVID-19, pues evitaría la transmisión del virus a través del intercambio de productos. Sin embargo, la comunidad científica ha señalado que la principal forma de transmisión de la COVID-19 es por medio de aerosoles (vía aérea) y no por contacto con superficies contaminadas. Para los especialistas, las mejores medidas preventivas son el uso de mascarilla, estar al aire libre, ventilar los espacios (evitar espacios cerrados) y el guardar la distancia de 1.5 metros tanto en espacios abiertos como en espacios cerrados.

Asimismo, se señala que la prohibición de expedición de bolsas plásticas ha sido radical. Sin embargo, esta afirmación es incorrecta. La Ley 30884 promueve la reducción progresiva del plástico de un solo uso, estableciendo plazos para su reemplazo por productos biodegradables y un impuesto al consumo de bolsas plásticas también de aplicación gradual.

La Ley 30884, promulgada gracias al consenso de diversas fuerzas políticas, marcó un hito en la gestión ambiental del país. Según el MINAM (2019), al año de vigencia de la Ley (20/12/2019), se dejó de producir 1,000 millones de bolsas plásticas en el país, lo que representa una reducción del 30% y equivale a 420 toneladas de plástico que se dejaron de producir al mes. Siendo bolsas de plástico de un solo uso no hubieran podido ser recicladas.

Por lo expuesto, lamentamos que la Comisión de Salud y Población haya aprobado por unanimidad el proyecto de ley referido sin solicitar una opinión al Ministerio del Ambiente como ente rector en gestión ambiental e ignorando la opinión del Ministerio de Salud, según el cual esta medida no se justifica, debido a  que ya existen medidas sanitarias aplicables al servicio de entrega de alimentos a domicilio o de recojo en restaurantes y afines, las cuales se han aprobado en el contexto de la emergencia sanitaria generada por la COVID-19.

La aprobación del proyecto de Ley 6101/2020-CR traería como consecuencia frenar el avance de la implementación de la Ley 30884, que ha tenido buenos resultados. Se debe considerar que en el país aún existe una mala disposición de los residuos sólidos y que el porcentaje de reciclaje de plástico es ínfimo: de acuerdo con GEA (2019), solo se valoriza el 5.8% (49.4 mil t) de los residuos de plástico generados, mientras que el 94.2% se pierde en rellenos sanitarios (447 mil t) o botaderos a cielo abierto (353 mil t). El plástico es un importante invento, pero su utilización debe ser racional.

Por tanto, hacemos un llamado al Congreso de la República a archivar el proyecto de ley 6101/2020-CR, y apoyar otras iniciativas que si tienen como verdadero objetivo la lucha contra la pandemia y contribuir a la transición a una economía circular.

 Lima,18 de mayo de 2021. 

DESCARGAR EL DOCUMENTO EN FORMATO PDF

 

Download PDF