Oceana urge al Gobierno Peruano a ratificar tratado internacional contra la pesca ilegal



Press Release Date

Miércoles, Junio 8, 2016
Ubicación: Peru

  • Tratado impulsado por la FAO e integrado por 29 naciones entró en vigencia el 5 de junio. Otorga facultades para inspeccionar y sancionar a barcos extranjeros sospechosos de haber realizado pesca ilegal.

  • Perú suscribió el acuerdo, pero aún no entra en vigencia en el país, pues su aprobación está pendiente en el Congreso.

Fortalecer la lucha contra la pesca ilegal es crucial para que el Perú mantenga su posición de líder pesquero mundial, por lo que el Gobierno debe ratificar su adhesión al primer tratado internacional de carácter vinculante enfocado totalmente en este problema.

El “Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto destinadas a prevenir, desalentar y eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada”, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y ratificado por 29 países de la región, entró en vigencia este domingo 5 de junio.

Si bien el Perú ha suscrito el acuerdo, aún está pendiente su ratificación mediante la aprobación del Proyecto de Ley  N° 5271/2015-PE en el Congreso, lo cual permitirá que entre en vigencia en la ley peruana.

Este tratado es de vital importancia para fortalecer el control de las  embarcaciones que pescan en el límite de las 200 millas del mar territorial y que ingresan al Perú para desembarcar o aprovisionarse. Así, exige que  buques pesqueros extranjeros soliciten autorización para entrar a los puertos y brinden información detallada sobre sus actividades. De igual manera, otorga facultades al país para inspeccionar y sancionar a barcos extranjeros sospechosos de haber realizado pesca ilegal en su dominio marítimo.

La Pesca la Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR) es en promedio el 30% de la pesca global, con capturas anuales de hasta 26 millones de toneladas y un valor promedio de US$23,000 millones. Oceana solicita priorizar la aprobación de este tratado, ya que la pesca ilegal es uno de los principales problemas que ponen en riesgo la salud de los ecosistemas marinos, y con ellos los ingresos generados por el aprovechamiento sostenible de recursos pesqueros y la seguridad alimentaria mundial.