Comisión de Relaciones Exteriores rechaza Acuerdo de Escazú que garantiza derechos fundamentales en asuntos ambientales

Comisión de Relaciones Exteriores rechaza Acuerdo de Escazú que garantiza derechos fundamentales en asuntos ambientales



Press Release Date

Martes, Octubre 20, 2020

  • El Acuerdo de Escazú garantiza el ejercicio del derecho de acceso a la información, participación ciudadana y justicia ambiental, además fortalece la protección de los defensores ambientales.

Lima, 20 de octubre de 2020. La Comisión de Relaciones de Exteriores del Congreso archivó el proyecto de Resolución Legislativa 4645/2019-PE que propone ratificar el Acuerdo de Escazú, tratado que garantiza los derechos de acceso a la información, participación pública y justicia en asuntos ambientales en América Latina y El Caribe, suscrito por el Perú en 2018 junto a más de 20 países de la región.

El proyecto, que se encontraba a la espera de ser debatido en dicha comisión desde hace más de un año, ha sido rechazado con 9 votos a favor y 3 en contra, pese a contar con el respaldo de al menos nueves ministerios, el Poder Judicial, Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, entidades internacionales como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y más de 100 organizaciones de la sociedad civil.

La organización de conservación marina Oceana lamenta esta decisión basada en argumentos que tergiversan el real objetivo del acuerdo. “El Congreso ha perdido la oportunidad de fortalecer mecanismos para acceso a la información, participación y justicia ambiental, que habrían ayudado a prevenir conflictos socioambientales, realizar inversiones de manera sostenible y dar mayor competitividad al país”, expresó Carmen Heck, Directora de Políticas de Oceana Perú.

Este tratado no atenta contra la soberanía nacional ni nuestro territorio, explica Heck, ya que reconoce el “principio de soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales”, lo que guiará su implementación, garantizando así el respeto a la soberanía de cada país miembro.

 “Uno de los sectores que sería más beneficiado con la firma de este tratado es el pesquero porque permitirá la actualización de la información sobre los recursos y la actividad pesquera de manera oportuna, sistematizada y organizada. Además, dicha información deberá ser actualizada en un periodo no mayor de cinco años”, añade.

El Acuerdo de Escazú era una oportunidad única para que el Perú establezca estándares mínimos para el ejercicio de los derechos de acceso a la información, la participación y la justicia ambiental, así como proteger a los defensores ambientales. Con ello, promovería la formulación de políticas ambientales que aseguren la protección de derechos sustantivos como el derecho a la vida, a la integridad, a un ambiente sano.