Cuándo oímos la palabra tiburón se nos vienen muchas imágenes a la mente, tal vez la de una aleta emergiendo en la superficie del mar o un gran tiburón blanco en busca de su presa, o por qué no, lo asociamos a figuras del deporte o los negocios. Pero pocos saben que en el mar peruano también tenemos tiburones, nada menos que 66 tipos, ninguno de los cuales es peligroso.  Muchos de los secretos de estos peces son revelados en la muestra fotográfica que Oceana ha realizado junto a los renombrados fotógrafos  Bernardo Sambra, Mauricio Handler y José Alejandro Álvarez de The Living Oceans, la cual ha estado recorriendo Lima desde inicios de año. 

La exhibición comprende impactantes imágenes del pez más grande del mundo, el tiburón ballena, y al gran tiburón blanco, el tiburón azul, entre muchas otras especies. Se trata de una exposición interactiva, donde los visitantes podrán apreciar el mundo submarino a través de unos lentes que simulan la experiencia de bucear bajo el mar.

Luego de recorrer diversas sedes de Real Plaza en todo el país, y pasar por la Pontificia Universidad Católica del Perú, la muestra se encuentra en la actualidad en el campus central de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, donde estará hasta el 15 de junio. Los módulos están ubicados en el patio central, la zona de estudio, la Facultad de Ciencias, Facultad de Veterinaria y Biblioteca Central.

 

Algunos de los tiburones que nadan en el mar peruano

Los tiburones son depredadores indispensables para mantener la salud de los océanos, pero se tiene una visión errada de ellos. “De las 480 especies de tiburón que existen en el mundo, sólo 12 han sido registradas en ataques a seres humanos. En cambio, anualmente se pescan alrededor del mundo al menos 40 millones de tiburones para cortarles las aletas, destinadas a la preparación de la famosa sopa de aleta de tiburón, productos farmacéuticos y cosméticos”,  comenta al respecto Patricia Majluf, vicepresidenta de Oceana en Perú.

El Perú está entre los primeros 10 exportadores de aleta de tiburón en el mundo. En el 2015 se exportaron 400 toneladas de aletas, lo que significa que se mataron entre dos y cuatro millones de animales para obtenerlas sin que nadie se entere ni angustie. Oceana está en el Perú para promover la conservación de los mares y el manejo sostenible de la pesca.

¡Únete a Oceana para lograr el cambio! Entra aquí