Punta San Juan, en Marcona, destacado en prensa internacional

Animación: ¿Qué es Punta San Juan?

“Una cruzada pacífica para salvar la vida silvestre en la costa peruana”, se lee en tinta negra y a grandes letras en la portada del Chicago Tribune, uno de los diarios más vendidos y tradicionales de los Estados Unidos; que resume bien los esfuerzos por investigar y proteger uno de los espacios marino-costero más fructíferos del mundo: Punta San Juan en Marcona, Ica, un lugar que puede pasar desapercibido en el mapa del Perú para la mayoría, pero cuya belleza natural impulsa el trabajo de biólogos, veterinarios, entre otros colaboradores, desde hace más de 25 años.

Dicho diario viajó en 2015 a este punto de nuestro desértico litoral donde se puede apreciar  colonias de mamíferos y aves marinas agrupados a lo largo de los acantilados y playas rocosas, protegida por el Estado peruano como parte de las reservas de guano y declarada Área Natural Protegida en el 2009 como parte de la Reserva Nacional de Islas, Islotes y Puntas Guaneras.

La alta concentración de especies, debido a sus aguas ricas en plancton, explica un panorama lleno de vida: esta península de apenas 54 hectáreas aloja a la colonia más grande de pingüinos de Humboldt del Perú, especie en peligro de extinción, así como colonias importantes de lobos fino y lobo chusco de Sudamérica. Además, se trata de uno de los diez sitios más importantes para la reproducción de aves guaneras, principalmente el guanay, el pelícano y el piquero peruano, entre muchas otras aves típicas del litoral.

Así, refiere el diario, las actividades de investigación que lleva a cabo el Programa Punta San Juan son fundamentales para conocer el estado y evolución de este ecosistema. “El corazón de estas actividades es el trabajo de campo, que empieza a las 8 de la mañana y pueden durar hasta la medianoche” indica la publicación que reseña la jornada de los investigadores que monitorean a las especies del lugar.

El trabajo con la población local es otra de las aristas que maneja dicho programa, pues para conservar, primero hay que conocer y querer. Con el fin de concientizar, en el 2010 se empezó a dar charlas de educación ambiental en escuelas locales, así como visitas guiadas y jornadas de limpieza de playas.

"El objetivo es enseñar a estos niños a apreciar la vida silvestre y la naturaleza. Inculcar el afecto en los niños, por lo general conduce a cambios en los adultos", comenta el Dr. Michael Adkesson de la Sociedad Zoológica de Chicago, una de las principales organizaciones que apoya al programa.

A la par, la ciudad de Marcona experimenta cambios impulsados por la inversión corporativa y proyectos de infraestructura a gran escala y de turismo, “prosperidad económica que debe seguir”-menciona el Chicago Tribune-, “pero que implica una pregunta inquietante ¿la prosperidad vendrá a costa de Punta San Juan?”.