La recuperación de las exportaciones pesqueras

Por Juan Carlos Sueiro y Grecia Torres

En esta quinta entrega, relacionada a la pandemia y las exportaciones pesqueras en el Perú, nos corresponde analizar su evolución en los meses de julio y agosto de este año. Una evolución favorable, que muestra una evidente recuperación de nuestras exportaciones pesqueras, situación que vamos a mostrar por giros, por especies principales y por destinos.

Cuando mencionemos aquí la cuarentena nos referimos a la primera fase, nacional y solo con actividades esenciales. Todos los datos que presentamos en este artículo provienen de la SUNAT -Aduanas y fueron obtenidos a través Veritrade, empresa especializada en publicaciones de comercio exterior.

Las exportaciones de harina de pescado

Como se percibe en la Figura 1 hay una recuperación, en volumen, de las exportaciones de harina de pescado. Las ventas de julio y agosto han sido las más altas de los últimos años luego de la gran contracción percibida a inicios de la cuarentena peruana.

Tomando en cuenta la importante concentración en el mercado chino de nuestra harina de pescado, la contracción primero y la expansión después, por parte de este país explican estas oscilaciones en el corto plazo. Los precios (no hay Figura aquí) se han reducido, respecto a los de los meses previos. Además, la primera temporada fue exitosa, incluso referida por el presidente de la República, Martín Vizcarra en su discurso anual.

Las Exportaciones de Consumo Humano Directo - CHD

En relación con los productos para CHD, los congelados son los de mayor volumen (e ingresos) siendo la pota, la principal especie. Iniciaremos nuestro análisis con este giro productivo.

• Congelado

El mes de agosto de este 2020 ha sido el agosto con más exportaciones de los últimos años. Aquí es determinante la disponibilidad de la pota (y los mercados). Luego de la cuarentena hubo altas capturas de pota (incluso ocasionó conflictos por precios) lo cual explicaría este incremento.

Sin embargo, como la pota tiene varios mercados importantes, esta recuperación tiene una historia diferente a la de la harina de pescado. Mientras que las exportaciones a China han recuperado los volúmenes previos a la cuarentena, las exportaciones a España (nuestro principal destino, en volumen, entre 2016 al 2018) y Corea del Sur han crecido entre cinco a seis veces, respecto a los meses previos a la cuarentena. Gran parte de estas exportaciones se realizaron en julio y agosto de este año.

• Conservas

Respecto a las conservas, se evidencia una pausa en el crecimiento de las exportaciones de pescado enlatado que hemos registrado a lo largo de la pandemia.

La reducción de nuestras exportaciones de enlatados ocurre en destinos europeos, como en Italia y Reino Unido, así como en varios países de América, destacando Uruguay. No obstante, el volumen exportado en agosto de este año solo es superado por el mes de agosto del 2018.

• Curado

Respecto a las exportaciones de productos curados, como la harina y congelado, han tenido una importante recuperación. Los volúmenes de exportación en agosto de este año son superiores, a todos los años previos considerados (aunque por muy poco a agosto del 2018).

La exportación de algas hacia China es la impulsara de este incremento. Las otras especies, como la anchoveta, el tiburón y las ovas de volador, aún están en los niveles de exportación de la cuarentena.

A manera de conclusión, la evolución de la recuperación de nuestras exportaciones hacia el 2021 dependerá de la magnitud e impactos de la llamada segunda ola que viene ocurriendo en Europa y que se espera en nuestro hemisferio -al menos- también. Difícilmente retrocederemos a los niveles de marzo a junio de este año, pero si la pueden hacer más lenta.