Nave taiwanesa realiza pesca ilegal en aguas internacionales

Nave taiwanesa realiza pesca ilegal en aguas internacionales

Photo Credit: U.S. Coast Guard

Con el dinero perdido por la pesca ilegal en el mundo cada año, se podrían realizar dos Juegos Olímpicos como el recientemente celebrado en Rio de Janeiro o pagar la deuda externa del Perú.  Solo en el 2015, este millonario crimen se llevó la sexta parte de los recursos marinos capturados a nivel global, fuente de proteína para un mundo que aumenta en 200,000 nuevas vidas cada día.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) incluye toda la pesca que viola las normas pesqueras o se produce fuera del alcance de las leyes y reglamentos.

La pesca mundial alcanzó su punto máximo en 1988 y desde entonces ha ido en descenso. La presión sobre las poblaciones de peces cada vez es más fuerte, tanto que hoy en día el 89.5% está sobreexplotado o en su punto máximo de explotación. Erradicar la pesca ilegal es prioritario para contribuir a acabar con esta alarmante situación. Más aún si tomamos en cuenta que una gran cantidad de esta pesca ocurre en altamar, fuera de la zona económica exclusiva de las 200 millas que poseen los países costeros.  Pero, ¿Qué es la pesca ilegal?

- Pesca ilegal: La pesca que viola las leyes de un país o un acuerdo internacional. Por ejemplo, si un barco usa aparejos vetados, invade el dominio marítimo extranjero o una zona prohibida para pesca o que solo permite pesca de baja intensidad.

-Pesca no declarada: No informar, dar información incorrecta o insuficiente sobre las operaciones pesqueras y sus capturas.

-Pesca no reglamentada: La pesca en zonas donde rigen convenios regionales por barcos de países que no están sujetos al acuerdo. Las actividades de pesca que no están reguladas por los Estados y no pueden supervisarse ni contabilizarse fácilmente como la de los barcos sin bandera o sin nacionalidad.

Así, la pesca ilegal incluye actividades ilícitas como: pescar sin permiso o  fuera de temporada, en zonas protegidas; utilizar artes de pesca prohibidas; no respetar las cuotas de captura; y no declarar o dar información falsa sobre el peso y las especies (pescadas o capturadas). 

 
 

Impactos de la pesca ilegal

La pesca ilegal afecta tanto a las poblaciones de peces como a los pescadores legales, pues los pescadores ilegales no cumplen con los trámites y pagos obligatorios para obtener licencia, falsifican su documentación, no siguen las políticas y leyes establecidas y, a menudo, “lavan” sus capturas mal habidas. La pesca ilegal constituye  un claro caso de competencia desleal.

“Perú pierde más de 1200 millones de soles al año por la pesca ilegal, según la FAO, lo que supera el presupuesto destinado a la construcción del Metropolitano”

Además, ya que no reportan sus capturas, los informes oficiales sobre los totales de capturas oficiales son por lo menos imprecisos, lo que afecta a la gestión de las pesquerías, pues los organismos reguladores utilizan las capturas registradas para establecer límites de captura, entre otras medidas.

“30% de la pesca mundial no es reportada a las Naciones Unidas”

Por último , la pesca ilegal causa graves daños al medio ambiente marino, sobre todo cuando se utilizan artes de pesca prohibidos, tales como la pesca de arrastre de fondo, que son poco selectivos y capturan especies que no son objetivo de la pesca, a la vez que destruye ecosistemas marinos vulnerables.

Incluso cuando la pesca no regulada en alta mar no quebranta ninguna ley nacional, puede tener un impacto negativo sobre la vida marina en los océanos del mundo. Por lo tanto, se necesitan implementar soluciones de política internacional que prohíban y erradiquen estas actividades.

La pesca ilegal es una amenaza social, económica y ambiental contra la que debemos luchar. Ya sea perpetrada por barcos extranjeros o nacionales, pone en riesgo la sostenibilidad de las pesquerías y, por lo tanto, el acceso a una importante y saludable fuente de alimento.