By

 

El Perú es un país con un litoral hermoso con muchas sorpresas y atractivos por conocer. Y nosotros no queremos que te los pierdas. Por eso hemos preparado una lista de seis playas increíbles del Perú. El Perú no solo cuenta con una costa extensa, sino que nuestro mar es rico y abundante. Por eso, estas playas no son solo lindas para bañarte, son lugares donde verás la generosidad de la naturaleza y el esplendor de la historia. ¿cuál más agregarías a esta lista?

1. Isla del Amor

No se llama así de casualidad, ¡era el punto de encuentro de parejas enamoradas!

La Isla del Amor es una de las importantes entre los Manglares de Tumbes. Entre palmeras y vegetación, el verde se enfrenta al exquisito azul del océano Pacífico, escenario de la mejor playa de la zona.

Isla del Amor queda frente a Puerto Pizarro, un balneario a 13 kilómetros de Tumbes que además es el punto de partida para visitar el Santuario de Manglares.

Aquí puedes visitar la caleta de pescadores, ver los extractores de conchas negras (¡y probar el cebiche de conchas negras! Cuando no están en veda), practicar deportes acuáticos -sus aguas poco profundas son ideales para windsurf y esquí- y visitar el criadero de cocodrilos de Tumbes.

Un paseo en bote es el plan perfecto para visitar las Islas, los Manglares y gozar de la vista llena vegetación, donde habitan una inmensa variedad de aves. La observación de aves es una de las actividades favoritas.

2. Playa Tortugas

Esta bahía se encuentra a unos 18 kilómetros de Casma, Huaraz. Es una playa tranquila, ideal para unas vacaciones de relajo. Playa Tortugas es un refugio que goza de un mar tranquilo donde reina la calma.

Aquí puedes bucear entre peñascos y playas, recorrer los rincones en kayak y ver animales como lobos marinos, pingüinos y nutrias. Puedes descubrir playas que solo tienen acceso paseando en bote.

El puerto de pescadores es un punto importante de esta bahía, pues congrega pescadores y recolectores hace más de tres mil años.

Ubicada entre dos valles, el de Casma y el de Nepeña, cerca de la bahía puedes hacer paseos culturales y arqueológicos por Sechín, Chanquillo (el observatorio astronómico más antiguo de América), Punkuri y Pañamarca.

Y en los cerros puedes practicar deportes de aventura como sandboard y bicicleta de montaña.

Fuente:casmaarqueologia.blogspot.com

3. Playa La Mina

Nuestra costa desértica resulta enigmática para algunos. Sin embargo, nos regala paisajes increíbles como La Mina. Una bahía rodeada de acantilados y siluetas de dunas.

La Mina se encuentra en Paracas, en la región de Ica, y es una de las playas escondidas de la zona. Sus aguas turquesas y tranquilas, el silencio y las curvas desérticas propician un ambiente donde es imposible no relajarte. Solearte y bañarte en el mar serán tus únicas preocupaciones.

Al lado de La Mina, puedes visitar Raspón, la playa vecina. Bajando una escaleras llegas a una playa solitaria.

En Paracas habitan mamíferos y aves, como los lobos marinos finos o de dos pelos, delfines, parihuanas (las que inspiraron a San Martín), pingüinos, pelícanos, cóndores, piqueros y flamencos. Puedes verlos todos desde La Mina y hasta otros puntos como las Ilas Ballestas, Lagunillas, La Catedral, Supay y Yumaque.

Si ya te aburriste de descansar,  puedes  probar de practicar deportes como el windsurf y sandboard.

Fuente: viajarporperu.com

4. Cabo Blanco

Esta bahía, ubicada a 3 kilómetros de El Alto, en la región de Piura, es mundialmente famosa por su pesca y sus olas.

A diferencia de otras playas de esta lista, Cabo Blanco no está escondida o alejada, ni es  de difícil acceso. Es una caleta de pescadores, con un malecón, casas y negocios. Sin embargo, sigue siendo un lugar perfecto para que te escapes a relajarte. La vida es tranquila y calma.

Debido a la confluencia de dos corrientes en esta zona, hay mucho pescado, por lo que Cabo Blanco es un punto clave de la pesca artesanal peruana y  de la pesca deportiva internacional. Sus habitantes se enorgullecen de tener el record mundial de pesca del atún más grande. En Cabo Blanco también se pescó el primer Merlín Negro -motivo por el cual Ernest Hemingway pasó largas temporadas en la bahía, donde llegó a pescar un merlín de más de 300 kilogramos y cuya foto puedes ver en el Fishing Club de Cabo Blanco. 

Además, esta linda playa congrega surfistas de todo el mundo que vienen a correr la famosa ola de Cabo Blanco.

Foto: Hiroshi Ogino

5. Capullanas

Esta playa está ubicada en Lobitos.  Las capullanas eran antiguas “gobernantas” de sociedades del norte del Perú.  Se dice que 1528, en el segundo viaje de Pizarro,  los españoles son invitados por las capullanas a comer y algunos de ellos caen irremediablemente enamorados.

La leyenda de está playa cuenta que su nombre nació después de que a Pizarro se le cayera la espada en la zona y al recogerla viera el reflejo de una Capullana.

Es una playa muy visitada por sus formaciones rocosas, cuevas e historias de energías paranormales. Sus paisajes son bellos e inspiradores, tanto así que los visitantes la han declarado un lugar ideal para meditar y renovar energías.

Aquí debes visitar las formaciones Auditorio y La Cueva. Está última permite avanzar entre 20 y 30 metros -y lugareños cuentan que en su momento permitía llegar a Cajamarca.

Unas vacaciones llenas de historia y misticismo entre paisajes de ensueño son lo que promete Capullanas.

Foto: Kike Basurto

6. Playa San Fernando

Esta bahía se encuentra en Arequipa, en Marcona. Su paisaje rocoso y desértico son una vista para disfrutar por horas, olvidarse de la ciudad y leer un libro, el periódico o lo que más te guste.

Su riqueza animal es impresionante. Mientras gozas del Pacífico, en este praíso marino puedes ver nutrias, pingüinos de Humboldt, zarcillos, cormoranes, pelícanos, ostreros y miles de lobos marinos. Además, del majestuoso Cóndor Andino y el camélido Sudamericano conocido como Guanaco.

Sin duda, es uno de los refugios naturales más hermosos de nuestro país y uno que no debes dejar de visitar.

Fuente: TripAdvisor
 

Estas seis playas, entre varias más, son lugares importantísimos para nosotros. Desde la belleza de sus paisajes y aguas para bañarse y relajarse hasta su relevancia económica. El turismo, la pesca y otras actividades generan trabajo para miles de peruanos;  son hábitats para miles de especies, lugares esenciales de nuestra historia y elementos para el progreso del país. ¿Te habrías imaginado que una playa podía ser tan importante?

¿Quieres seguir informándote sobre el mar del Perú? Únete a Oceana!