Curiosidades sobre los tiburones

By

 

¿Cuánto sabes sobre tiburones? Descubre los secretos de estas magníficas criaturas

 

Los tiburones viven desde antes que los humanos e incluso que los árboles, hace más de 400 millones de años. Hoy en día existen 375 tipos de tiburones en los océanos del mundo, este grupo de depredadores, es muy necesario para mantener el balance de la vida en los mares. Aunque se han ganado una dudosa reputación en el imaginario popular debido al cine y los libros, estas fantásticas criaturas estas criaturas son en su mayoría tímidas y, por encima de todo, fascinantes. Descubre los secretos que te harán temer a un mundo sin tiburones:

1. No tienen huesos. Sus esqueletos están hechos de cartílagos, esto los hace más ligeros y les da flexibilidad, lo que les permite moverse con facilidad y ser veloces. El tiburón que más aprovecha esta facultad es el mako, que puede nadar hasta 74 km por hora.

2. Su piel, una armadura. Parece lisa y uniforme, pero es muy áspera, ya que tienen diminutas escamas hechas del mismo material que sus dientes, formando una malla resistente que los protege. Aquí radica otro de sus poderes: esto reduce la fricción en el agua y les da rapidez. ¡Es tan efectiva que se han confeccionado trajes de baño con piel artificial de tiburón!

3. Dentadura eterna. Mientras que los humanos tenemos en promedio 32 dientes que renovamos una vez en la vida, ellos no paran de renovarlos, ya que carecen de raíces y se rompen con facilidad. Un diente de tiburón tarda alrededor de una semana en caer, el nuevo diente puede aparecer en tan solo un día. Así pueden perder hasta 1000 dientes por año. Para que te hagas una idea, un tiburón tigre puede producir 24,000 dientes durante una década.

4. De todos los tamaños. Han existido tiburones inimaginables, como el megalodon que vivió hace 20 millones de años, el más grande que jamás haya existido medía en promedio entre 13 y 15 metros. Hoy en día el más el tiburón ballena es el más grande con el tamaño similar al de un bus escolar y los hay tan pequeños como el tiburón enano y el tiburón pigmeo, que caben en la palma de una mano.

5. Un gran rastreador. Como buenos cazadores, los tiburones tienen un gran sentido del olfato, pueden oler una simple gota de sangre desde por lo menos 100 metros de distancia, dependiendo del orificio nasal por el que percibe el olor, se dirige hacia la izquierda o derecha.

6. Siete sentidos. Todos los tiburones tienen un sistema de poros en su cabeza y hocico, llamadas ampollas de Lorenzini,  que les permite detectar las señales eléctricas emitidas por otros animales. Este sentido de electrorrecepción, lo  que les deja percibir el latido de otro pez a un metro de distancia Además, la gran mayoría de ellos tienen una línea lateral similar que detecta los movimientos en el agua.

 

 

 

 

7. ¿Cómo duermen? Los tiburones saben cómo renovar energía y mantener sus reservas, mientras siguen en movimiento. Nunca pueden dejar de nadar, ya que carecen de vejiga natatoria, que permite a los peces flotar; y porque abren las boca mientras nadan para absorber oxígeno por las branquias. Si dejan de nadar, dejan de flotar y respirar. Por ello, para descansar,  alternan periodos de inactividad, en los que solo una parte del cerebro duerme.

 

 

 

 

8. Gran fuerza de voluntad. Los tiburones pueden quedarse sin comer por largos periodos y aplicar medidas para economizar energía como moverse muy lentamente. Esto sucede con el tiburón boreal del Ártico que puede vivir más de 400 años, esta técnica le ha valido ser el vertebrado más longevo del mundo. Este tiburón se mueve muy lentamente en sus periodos de descanso, poco más de un kilómetro por hora, para conservar la energía y poder pasar largo tiempo sin comer.

9. Lenta reproducción. Los tiburones demoran en crecer y alcanzar la madurez sexual  y, cuando se reproducen, producen pocas crías. Es por eso que son tan vulnerables y cualquier alteración puede reducir su población. El tiempo de gestación es tan variado como los tipos de tiburones en los océanos, puede durar entre 3 a 4 meses o alcanzar los dos años.

10. Los humanos no somos parte del menú. Este es un viejo mito nacido en los años 50 y acentuado por la película Tiburón. Los tiburones consumen sobretodo otros peces, moluscos y crustáceos, y las especies más grandes también consumen mamíferos marinos. Otro grupo de tiburones son herbívoros y prefieren solo el plancton. De las casi 400 especies, solo 12 son consideradas peligrosas para los humanos y solo tres son responsables de la mayoría de ataques a humanos: el tiburón blanco, el tigre y el toro. En cambio, los humanos matamos  al menos 100 millones de tiburones al año y hemos puesto a muchas especies de tiburones en las listas de especies altamente amenazadas.