Elaborado por la Dirección Científica de Oceana en Perú

En medio de una creciente discusión sobre la condición de la anchoveta peruana se ha reiniciado la segunda temporada de pesca del stock centro - norte del año 2017 mediante la RM No 560 – 2017 - PRODUCE con una nueva Pesca Exploratoria. Como se recordará, la temporada fue suspendida en noviembre a los pocos días de iniciada debido a los altos porcentajes de juveniles (86% en número) y a las pobres capturas de la pesca exploratoria con que se inició.

La reapertura de la temporada se ha basado en el informe de la Operación Eureka LXXI realizada del 27 al 30 de diciembre último, preparado por el Instituto del Mar del Perú - IMARPE . Según lo señalado en este reporte, la composición de tallas del stock habría pasado del 96% (en número) encontrado en el Crucero de Evaluación Hidroacústica 1709-11 a solo 48%. Del mismo modo, la anchoveta se habría acercado a la costa aumentando su densidad lo que es consistente con el incremento de la temperatura del mar durante el verano.

Como ya se ha señalado en diversos ámbitos, las operaciones Eureka son una herramienta ágil y eficiente para conocer las condiciones oceanográficas y la distribución del recurso disponible para la pesca, pero de ninguna manera pueden reemplazar la rigurosidad de una evaluación efectuada mediante un crucero de evaluación hidroacústica dedicado y en cuya ejecución sistemática está la base del manejo científico de la anchoveta peruana.

Un aspecto clave de esta diferencia es que los resultados de estas dos evaluaciones no son directamente comparables. Durante los muestreos hidroacústicos se hacen múltiples lances (+ 80) empleando redes de arrastre que capturan todos los individuos sin discriminar tamaños por lo que se pueden utilizar para construir cuadros de frecuencia de tallas y estimar la composición del stock.  En el caso de las Eureka el muestreo se hace con las redes de cerco de las naves de la industria que participan en la operación y se hace un limitado número de lances (26 en el caso de la Eureka LXXI). A diferencia de las redes de arrastre, las de cerco solamente capturan ejemplares de tallas superiores a los 5.5 cm con lo cual se obtiene una visión incompleta y distorsionada de la real estructura del stock, y se subestima la presencia de juveniles en ese momento.

Con estas consideraciones la figura 1 (Fig. 16 del informe de Eureka LXXI) no refleja la real estructura de tallas del stock pues se estaría dejando de lado una porción de juveniles desconocida que recién podrá ser estimada parcialmente a partir de los datos de la pesca exploratoria y los eventos de enmallamiento y descartes similares a los reportados el pasado mes.

Por otro lado, si se restringe la comparación únicamente a la pesca exploratoria (23/26 -11 - 2017) y la Operación Eureka se puede observar un incremento en la proporción de adultos dentro de la fracción del stock disponible para la pesca, aunque todavía con un alto porcentaje de juveniles. Dicho de otra manera, por cada 100 individuos capturados, aún se estarían pescando aproximadamente 50 de talla menor al mínimo legal - 40% más del límite legal permitido de captura incidental de juveniles. 



Figura 1. Comparación de las composiciones de tallas del stock de anchoveta durante el Crucero de Evaluación Hidroacústica (CR 1709-11), Pesca Exploratoria (PEX 23-26/11-2017) y Operación Eureka LXXI . Fuente: IMARPE. Elaboración propia.

Sin embargo, incluso con estas limitaciones de información es saludable que se haya cerrado la pesca en zonas en las cuales el porcentaje de juveniles detectado es alto. Del mismo modo, es meritorio el mantener a la flota industrial fuera de las primeras 15 millas náuticas de la costa para reducir el impacto sobre las agregaciones estacionales de anchoveta. Sería importante evaluar si esta restricción debería extenderse a la flota artesanal, al menos temporalmente.

Tal como se indicó al inicio de la temporada, en las actuales condiciones se requiere el compromiso de las empresas a cargo de la pesca industrial para el reporte oportuno y honesto de las ocurrencias de juveniles. Así mismo, es importante recalcar que los trabajadores del sector han sido muy activos comunicando los resultados de sus faenas y las dificultades para encontrar pesca grande (adulta). Esta información, aunque incidental permite tener una mejor idea del real impacto de la pesca sobre el recurso ya que los enmallamientos y descartes no son contabilizados en las estadísticas de desembarco.

En este contexto es necesario además que se siga promoviendo el acceso a la información del monitoreo de la pesca tanto a nivel de las descargas en las plantas como a la actividad de la flota a través de la plataforma TRASAT de PRODUCE.  Al reforzar la transparencia se reduce la desconfianza en el Estado y en los actores involucrados en la actividad económica, se fortalece el control social y se brinda confianza a los mercados internacionales de productos pesqueros contribuyendo a la ansiada estabilidad económica.