Frenar la pesca ilegal

Pesca ilegal

Oceana trabaja para eliminar la pesca ilegal, una de los mayores problemas que enfrenta la gestión de las pesquerías peruanas

La Campaña

La pesca ilegal es un problema mundial que agota los recursos marinos, destruye los hábitats, perjudica a los pescadores legales y a las comunidades costeras. La pesca ilegal, no regulada y no reportada (IUU) incluye actividades ilícitas como: pescar sin permiso o fuera de temporada, en zonas protegidas; utilizar artes de pesca prohibidos; no respetar las cuotas de captura; y no declarar o dar información falsa sobre el peso y las especies (pescadas o capturadas).

Perú pierde más de 1200 millones de soles al año por la pesca ilegal, según la FAO.

Embarcaciones nacionales y extranjeras llevan a cabo pesca ilegal en el Perú, desembarcan y/o exportan sus capturas ilegales en y desde puertos peruanos.

Asimismo, actividades como la pesca en  áreas marinas protegidas, la invasión de las 5 millas exclusivas para la pesca artesanal por parte de embaraciones de mediana o gran escala o que practican la pesca de arrastre, así como la falta de respeto a los cierres temporales, los descartes nor reportados y la pesca de juveniles por encima límites legal, entre otros, son infracciones constantes en nuestro mar.

La fiscalización es compleja debido a la falta de instrumentos legales de control y tecnologías que permitan detectarlas o desincentivarlas, así como la existencia de órganos independientes autorizados para la fiscalización y sanción de dichas actividades.

Erradicar la pesca ilegal es crucial para el Perú porque está reduciendo nuestros recursos, es competencia desleal, impacta en la economía, afecta la seguridad alimentaria e incluso atenta contra la vida de pescadores.

Oceana trabaja en la introducción de instrumentos de vigilancia y control, el fomento de la transparencia y la promoción de regulaciones de control, para asegurar la viabilidad de la actividad pesquera

  • 30% de la pesca a nivel mundial

  • Perú pierde

    1,200 millones de soles al año

  • La pesca ilegal genera pérdidas de

    $23,000 millones anuales

¿Qué hace Oceana?

Promover medidas de prevención de la pesca ilegal

El control y vigilancia de las actividades de la flota extranjera que utiliza los puertos del Perú es esencial para preservar nuestros recursos pesqueros y generar oportunidades de desarrollo para el país. Oceana promueve, entre otras medidas, la ratificación del “Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto destinadas a prevenir, desalentar y eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada”, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y firmado por más de 30 países y la Unión Europea.

Fortalecer la vigilancia y fiscalización de la actividad pesquera ilegal

Oceana ofrece la posibilidad de que ciudadanos y gobierno puedan controlar las actividades pesqueras y denunciar las infracciones al ente competente, gracias a herramientas como Global Fishing Watch, que permiten la vigilancia constante y en tiempo real de la flota pesquera nacional e internacional, También apoya al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) en el desarrollo de competencias para la fiscalización de la actividad pesquera en las áreas marinas protegidas del Perú. Finalmente, promueve la creación de la Superintendencia Nacional de Pesca y Acuicultura, como autoridad responsable de la fiscalización y sanción en materia pesquera y acuícola asegurando que sea un organismo público con autonomía técnica, funcional y presupuestal del Ministerio de la Producción.

Up Next:

Más información