Perú pierde más de 1200 millones de soles al año por la pesca ilegal, según la FAO.

Embarcaciones nacionales y extranjeras llevan a cabo pesca ilegal en el Perú, desembarcan y/o exportan sus capturas ilegales en y desde puertos peruanos.

Asimismo, actividades como la pesca en  áreas marinas protegidas, la invasión de las 5 millas exclusivas para la pesca artesanal por parte de embaraciones de mediana o gran escala o que practican la pesca de arrastre, así como la falta de respeto a los cierres temporales, los descartes nor reportados y la pesca de juveniles por encima límites legal, entre otros, son infracciones constantes en nuestro mar.

La fiscalización es compleja debido a la falta de instrumentos legales de control y tecnologías que permitan detectarlas o desincentivarlas, así como la existencia de órganos independientes autorizados para la fiscalización y sanción de dichas actividades.

Erradicar la pesca ilegal es crucial para el Perú porque está reduciendo nuestros recursos, es competencia desleal, impacta en la economía, afecta la seguridad alimentaria e incluso atenta contra la vida de pescadores.

Oceana trabaja en la introducción de instrumentos de vigilancia y control, el fomento de la transparencia y la promoción de regulaciones de control, para asegurar la viabilidad de la actividad pesquera

  • 30% de la pesca a nivel mundial

  • Perú pierde

    1,200 millones de soles al año

  • La pesca ilegal genera pérdidas de

    $23,000 millones anuales