Los países mediterráneos y la UE deciden proteger 11 especies de corales de profundidad en la 18ª COP del Convenio de Barcelona. También aprueban adoptar el Plan de Acción para Hábitats Oscuros, un documento científico en cuya redacción colaboró Oceana que permitirá la creación de áreas marinas protegidas con montañas submarinas, cañones y cuevas. Muchos de estos hábitats de profundidad carecen de protección, pese a ser extremadamente vulnerables a actividades humanas como la contaminación, la sobrepesca y el cambio climático.

Comunicado de prensa