Aún no se define tope máximo de juveniles, indispensable para establecer el punto límite de explotación sin comprometer la sostenibilidad del recurso.

La primera temporada de pesca de anchoveta 2017 ha tenido un buen desempeño tras poco más de un mes de iniciada, pese a que cerraron puertos debido al fuerte oleaje en las últimas semanas. Hasta el 29 de mayo ha alcanzando el 52.35 % de la cuota de 2.8 millones de toneladas métricas.

De acuerdo a datos del Instituto del Mar del Perú (IMARPE) los desembarques hasta el 29 de mayo ascendieron a 1465693.13 toneladas.

Los puertos con mayores desembarques han sido Chimbote con 356,646 toneladas (24%), Chicama con 280,745 toneladas (19%) y Pisco con 231,491 toneladas (16%).

De igual manera observamos el desempeño de ambos tipos de flotas, como siempre, la de acero ha sido la de mayores desembarques, siendo la primera semana de mayo la más productiva hasta el momento.

Finalmente, cabe anotar que aún se registran altas capturas de juveniles. Hasta el 29 de mayo se llevaron a cabo 59 cierres preventivos por este motivo. Se han registrado índices de hasta un máximo de 79% de exceso de juveniles en el puerto de Tambo de Mora. A estos índices hay que añadir aquellos ejemplares tan pequeños que quedan sujetos a las mallas de las redes de pesca, los cuales no están siendo estimados en los reportes oficiales y podrían ascender hasta un 20% extra de juveniles.

A continuación:

9 países suscriben Declaración de Paracas para la protección de los océanos

Leer el artículo siguiente