Reserva Nacional de Paracas
Reserva Nacional de Paracas
Oceana/Sandra Otoya

Un estudio realizado por Oceana concluyó  que el turismo en Paracas puede llegar a generar casi 700 millones de soles en los próximos años.

Cada mañana un gran número de turistas, nacionales y extranjeros, se congregan en el muelle de Paracas para abordar una de las tantas lanchas de servicios turísticos que los lleven a apreciar la fauna de las Islas Ballestas, previo paso por la enigmática figura del Candelabro. 

De regreso y tras el almuerzo marino, se puede enrumbar hacia la Reserva Nacional de Paracas, donde el inmenso desierto termina en acantilados amarillos y rojizos de cara al mar. Un destino de naturaleza, playa y aventura que recibió unas 400 mil personas solo en el 2016.

La cantidad de visitas podría duplicarse pasando de 400,000 en 2016 a poco más de 800,000 en el 2021

En efecto, Paracas se ha convertido casi en paso obligado, o muy recomendado, para los turistas que vienen al país. También es punto recurrente para los turistas  nacionales que quieren escapar de las ruidosas ciudades.

Con miras a ver todo el potencial que tiene el turismo y cómo podría ser gestionado para que sus beneficios perduren en el tiempo, Oceana realizó un diagnóstico de la actividad turística en esta zona. En base a encuestas, consultas a expertos y actores del sector, realizó una proyección económica y los resultados son alentadores.

Flujo de visitas y potencial económico

Durante el período 2010-2015, las visitas a la Reserva Nacional de Paracas se han incrementado. Se ha desarrollado una estrategia que implicó mayor seguridad, la instalación de modernos servicios higiénicos y una mejor infraestructura hotelera. Así, en el año 2011 creció el 35.4% respecto al año anterior, mientras que en el 2015 la tasa de crecimiento fue de 21.6%.

Considerando el gasto total estimado de los visitantes nacionales y extranjeros en el destino, y que la cantidad de visitas podría duplicarse pasando de 400,000 en 2016 a poco más de 800,000 en el 2021, el turismo podría generar casi 160 millones de soles en el 2021 y representaría casi 700 millones de soles entre el 2017 y el 2021.

Esta proyección económica parte del supuesto crecimiento anual de visitantes del 15%, valor moderado.  Se asumieron dos escenarios uno que mantiene el precio actual del boleto (S/. 10) y otro con un incremento del 30% en el ingreso (entre S/ 10 a S/ 13) a partir de 2018. Los mismos criterios se han usado para la proyección de visitantes a las Islas Ballestas.

El turismo podría generar ingresos de hasta 700 millones de soles entre el 2017 y el 2021

Paracas, como destino turístico, experimenta una demanda creciente que se incrementará aún más con la inauguración de la autopista Lima-Pisco y la operación plena del aeropuerto de Pisco. A la par, se está convirtiendo en una locación importantísima para la práctica y el entrenamiento de deportes náuticos y otras actividades como el avistamiento de aves. Esto traerá un impacto importante en la población local de aproximadamente 2,000 familias (INEI, 2012), de las cuales al menos 500 obtienen sus principales ingresos de actividades vinculadas al turismo.  

Además de los beneficios económicos para la población local, el turismo es una actividad estratégica para la sostenibilidad financiera de las Áreas Naturales Protegidas. Sin embargo, se requiere un plan de manejo que asegure una gestión eficiente y el turismo con bajo impacto en el medio ambiente. Para garantizar un turismo sostenible es primordial abordar dos problemas urgentes en Paracas.

Por un lado, existe una crisis evidente del saneamiento básico (agua y desagüe) en Paracas que puede desalentar las visitas en el corto plazo.

De otro lado, la tendencia de visita de turistas nacionales es mayor en enero y febrero, por lo que es necesario contar con mayor personal de control y vigilancia. Dado que es periodo de vacaciones de universidades, es recomendable analizar las opciones de aumentar los programas de voluntariado.

Este estudio confirma que la creación de Áreas Marinas Protegidas es una inversión rentable a nivel económico, pero también debe ir acompañado de una estrategia de gestión sostenible, condición indispensable para la conservación de ecosistemas y por ende, de sus beneficios sociales.

A continuación:

La ONU pide acciones decisivas para salvar los océanos y evitar una catástrofe mundial

Leer el artículo siguiente